Playedu

Escape room para colegios en Madrid.

Los escape room para colegios fomentan el trabajo en equipo en niños, además de desarrollar la creatividad y ayudar a mejorar la concentración. Tienen numerosos beneficios para los alumnos ya que potencian el pensamiento lógico, favorecen el sentimiento de felicidad, el aprendizaje basado en la gamificación, enseña reglas y normas y desarrolla habilidades sociales. 

En nuestros campamentos para colegios implantamos la actividad Escape Room, donde los alumnos deben resolver enigmas a través de pistas que se les van dando progresivamente. 


¿Qué es un escape room?

Un escape room o sala de escape es un juego que desarrolla el pensamiento lateral tanto para niños como para adultos. Se encierra a un grupo de personas en una habitación, normalmente ambientada con una temática concreta, y se desarrollan una serie de enigmas que deben ser resueltos por el grupo hasta conseguir las pistas necesarias para escapar de la habitación antes de que se acabe el tiempo.


Escape room para niños

En el caso de los escape room para colegios en Madrid, se prepara un kit de escape, donde los niños se organizan en grupos para resolver las pruebas. Incluso pueden adaptarse las pruebas a la teoría impartida en alguna de las asignaturas de los alumnos…¡Se los pasarán en grande!

Es importante que, si los niños consiguen completar todas las pistas en el tiempo determinado para ello, sean recompensados positivamente. Esto hará que el esfuerzo sea algo positivo para ellos y disfrutarán de la actividad como algo innovador cada vez que ésta se imparta. Aunque no es necesario ambientar la clase a la hora de desarrollar un escape room para colegios, sí que hace que la experiencia sea más inmersiva y participativa por parte de los alumnos. Pueden aprovecharse fechas señaladas como Halloween para salir de ‘la cárcel del terror’ o Navidad para ayudar a Papá Noel a salir de la habitación y poder repartir los regalos, por ejemplo.


 

¿Cómo hacer un escape room casero?

¿Quieres organizar un escape room para tus hijos en casa? ¡También es una buena opción para pasar un rato con ellos!

El tiempo ideal para un escape room casero para niños es de 30 minutos y que, para empezar, las pruebas que se desarrollen no sean muy complicadas ya que, de esta manera, no perderán el hilo de la historia y mantendrán la concentración. Lo más importante es crear una historia con un nudo que resolver y un objetivo que cumplir, por ejemplo, conseguir un código para la caja fuerte donde está la llave del barco en el que están metidos y está a punto de hundirse. Una vez se tenga la historia, lo ideal sería decorar la habitación donde se realizarán las pruebas en base a la misma, en este caso, un camarote de barco.

Organiza ahora rompecabezas a resolver (sudokus, sopas de letras, adivinanzas, puzles, retos matemáticos, etc.) que vayan unidos unos con otros, es decir, que la solución de un rompecabezas les lleve a poder resolver el siguiente, ya sea poniendo pistas donde se encuentran o que de cada prueba saquen uno de los números de la caja fuerte.

Es importante que pruebe su escape room antes de que los niños lo hagan, se trata de una manera de comprobar que todo está correcto. ¡Les va a encantar!

 

Además…¡Nuestra actividad extraescolar cognitiva ‘Ingenius Club’ es un éxito entre los niños! Se trata de una actividad centrada en el desarrollo cognitivo del alumno mediante ejercicios de pensamiento lateral, retos, escape room para colegios en Madrid, acertijos, etc.


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
×