Playedu

10 claves de la educación en Finlandia

Siempre cuando se pone de ejemplo uno de los mejores sistemas educativos a nivel internacional se suele señalar la educación en Finlandia, un país del norte de Europa no sólo famoso por sus lagos, bosques y vistas de la aurora boreal, sino también por ser un excelente lugar para criar y educar a los niños.

De hecho, el informe PISA (el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes) lo confirma, ya que lleva año tras año situando a los finlandeses como merecedores de este honor gracias a su éxito académico y a cómo logran equilibrarlo con una vida también satisfecha fuera de la escuela.

 

¿Dónde reside el éxito de la educación en Finlandia?

No hay una única razón que haga que la educación en este país nórdico esté tan valorada, sino que la clave reside en muchos motivos que, unidos, conforman una pieza bien ensamblada, consolidada y llena de ventajas educativas.

 

Los puntos sobre los que se asienta la educación en Finlandia los podríamos resumir en:

 

1.No existen distinciones entre los alumnos, ni en cuanto a su procedencia, creencia religiosa, zona en la que viven ni a su nivel adquisitivo, por ejemplo. En Islandia está prohibido cobrar matrícula, por lo que todas las escuelas y universidades son de carácter público y con los mismos estándares de calidad.

2. La educación es totalmente gratuita entre los 7 y los 16 años, y eso también significa que no hay que pagar por los libros ni el material escolar, algo que fomenta que no existan analfabetos.

3. La educación es totalmente gratuita entre los 7 y los 16 años, y eso también significa que no hay que pagar por los libros ni el material escolar, algo que fomenta que no existan analfabetos.

4. No hay deberes ni tareas para realizar en casa. Cuando termina la jornada en la escuela, el tiempo de los niños es para divertirse, jugar, estar con la familia, practicar deporte o hacer las actividades de ocio que más les gusten, lo que los convierte en niños más felices.

5. Los fondos destinados a la educación se reparten de manera imparcial a los centros escolares según las necesidades propias de cada uno de ellos.

6. Los profesores tienen una gran preparación y la sociedad valora enormemente su función y su papel, por lo que existe mucho respeto hacia su persona y es algo que se inculca a los niños desde pequeños.

7. Los docentes tienen menos horas de clases, sin embargo, el tiempo que dedican a la preparación de cada lección forma parte de su jornada laboral.

8. Se tienen en cuenta las aptitudes de los alumnos de forma individual, con una enseñanza adaptada al ritmo de cada uno.

9. Los profesores premian aspectos como su creatividad o su participación en clase.

10. Los padres también tienen un papel activo en la educación de sus hijos, implicándose en actividades culturales que pueden compaginar sin problema con su vida laboral.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email