Playedu

Método Jolly Phonics: lectura y escritura en inglés

Unos de los objetivos de las clases de inglés con niños es que aprendan el idioma de forma divertida, pero a la vez que se trate de un aprendizaje eficaz y útil, y eso es lo que también pretende el método Jolly Phonics.

Este sistema, al que también se conoce como “clase de Phonics”, tiene origen en 1989 en el Reino Unido como respuesta a la necesidad de dar con una metodología de enseñanza del inglés para niños distinta a la que se estaba aplicando hasta ese momento para cubrir algunas de sus carencias a la hora de enseñarles a leer y escribir.

Su autora es Sue Lloyd, una maestra que tomó esta decisión especialmente tras observar los problemas a los que se enfrentaban aquellos alumnos con dificultades de lecto-escritura.  

De la mano del editor Chris Jolly, por el que debe su nombre el método, terminó de perfilar y mejorar su idea, publicando “The Phonics Handbook” un manual que tuvo tan buen resultado como recurso formativo que se comenzó a aplicar de forma general en las clases de inglés.

 

¿En qué consiste el método?

Con él se pretende fomentar la conciencia fonológica de los aprendices a partir del aprendizaje fonético sintético, ya que se entiende como una habilidad que hará que los niños se puedan llegar a convertir en lectores fluidos y seguros de sí mismos.

Se parte de la idea de lograr un aprendizaje multisensorial apoyándose en 3 puntos complementarios: la imagen, el movimiento y el sonido para reflejar los 42 sonidos existentes en la lengua inglesa.

Además, otra de sus peculiaridades es que no se enseñan de forma alfabética sino en un orden que resulta más adecuado para que haya una progresión real y los niños puedan construir palabras desde muy pequeños. De hecho, el método Jolly Phonics está destinado a niños entre 4 y 7 años, buscando su motivación relacionando una palabra con una acción, con su imagen y con una breve canción para conocer su pronunciación y memorizarla de forma más fácil.

 

Según esto, se trabajan paulatinamente 5 destrezas:

  • Los sonidos de letras y dígrafos.
  • La escritura correcta de las letras.
  • La composición de nuevas palabras a partir de la unión de las letras y sus sonidos.
  • La discriminación de los sonidos y el deletreo.
  • La pronunciación y escritura de palabras especialmente complicadas.

 

 

¿Cómo se puede implementar esta técnica en las clases de inglés?

Para captar la atención de los niños, en el método Jolly Phonics se presentan 3 personajes infantiles con los que pueden identificarse: un ratón llamado Inky Mouse, la serpiente Snake y la abeja Bee, quienes se encargan de ir mostrando a los peques los sonidos de las letras y les dan recursos para leer.

Además del uso de estos nuevos amigos, se pueden emplear otros materiales en el aula como son fichas o láminas en papel o cartulina, imágenes en dispositivos como tablets u ordenador y vídeos de corta duración con las canciones y las acciones de cada letra.

 

En Playedu trabajamos con el método Jolly Phonics en nuestros talleres de inglés y actividades extraescolares.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email